Percnon gibbesi: Cangrejo araña o cangrejo plano

Percnon gibbesi

Durante este verano hemos visto más cangrejos araña, también llamados cangrejos planos, (Percnon gibbesi) que nunca. Desde que en 1999 se documentara por primera vez su presencia en el Mediterráneo (al mismo tiempo en Ibiza y cerca de Sicilia) su presencia no ha parado de crecer. Debido a su rápida proliferación se encuentra ya muy extendido en todo el mediterráneo por lo que su erradicación ya es imposible, aunque, por fortuna, hasta la fecha no hay nada que indique que esté compitiendo de manera alguna con otros cangrejos ya presentes en el Mediterráneo. En cualquier caso, fue incluido, mediante el Real Decreto 630/2013 de 2 de agosto, en el catálogo de especies exóticas invasoras.

Puesto que es un animal utilizado en los acuarios, no se descarta que su presencia en el mediterráneo se deba a algún escape de esta actividad, pero también al transporte marítimo o a las corrientes superficiales que entran por el Estrecho de Gibraltar dispersando sus larvas.

Percnon gibbesi

Vive bajo el mar a no más de 4m de profundidad (quizá para evitar sus principales depredadores como el pulpo o los espáridos) y aunque es omnívoro, se alimenta principalmente de las pequeñas algas que encuentra sobre las rocas en las que vive.

Percnon gibbesi

Es fácil reconocerlo por su aspecto plano, patas largas y coloración básicamente marrón pero salpicado de líneas amarillo-verdoso-azuladas que pueden parecer fluorescentes según como les de la luz. Se alimenta sin parar, normalmente en grupo, sobre las rocas en las que vive atentos a nuestros movimientos para esconderse rápidamente cuando nos acercamos más allá de su zona de seguridad (aunque son muy curiosos y a los pocos segundos vuelven a salir).

Percnon gibbesi

Percnon gibessi, ya forma parte de nuestra biodiversidad.

 

La información se ha obtenido a partir de observaciones propias y de los siguientes documentos/estudios:

Esta entrada fue publicada en Mar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *